Somewhere in Providencia

Esta isla del tesoro perdida y olvidada en el inmenso océano es para ti

Etiqueta: terror

666 versos desde el infierno – Micropoemas de terror

Que guapo salgo en la cubierta
«¿No has tenido alguna vez miedo de cerrar los ojos y soñar aquello que nadie querría jamás soñar?
Tal vez si te adentras en el corazón de las pesadillas aquí recogidas comiences a tenerlo…
Cierra los ojos y compruébalo.»

Tenía ya ganas de publicar un nuevo libro, y este terrorifico poemario es el resultado.
Este extraño volumen surge de una idea cuanto menos curiosa.

Mientras escribía Haikus y Senryus para mis anteriores poemarios (véase «Haikus estacionarios»«Entre el cielo y el mar» y «Siendo aún un niño me enamoró una estrella»), me di cuenta de que su escueta estructura era capaz de condensar ideas de tal forma que el lector al leerlas era capaz de percibir la idea general que quería trasmitir y a su vez generar en su interior una clara sensación de bienestar o de conexión con la naturaleza. Me pregunté: ¿Y si uso tal métrica (tres versos de cinco, siete y cinco sílabas) para crear espantosas escenas capaces de creer desasosiego o miedo al lector?

Quizá no pueda parecer algo lógico, pero para un autor que adora los microrrelatos con alma de ciencia ficción, fantasía y terror como yo, me pareció una idea estupenda, y decidí dar forma a un libro único: 222 micropoemas (Que al ser de 3 versos hacen del número de estos el conocido como «número de la bestia») cuya lectura fuese un no parar de escenas que atentaran directamente contra la psique del lector y que le provocase fugaces sentimientos relacionados con el terror, el miedo o la ansiedad (añade aquí cualquier otra sensación de malestar).

Este poemario es el resultado de tal idea. Cada micropoema es una historia única (Un microcuento de terror de esos que tanto me gusta escribir), y a su vez un conjunto que cualquiera puede pensar que ha surgido de una mente demente.

En esta ocasión la obra consta de treinta y dos imágenes que acompañan los textos. Las he creado utilizando generación de imágenes por IA (Inteligencia Artificial) introduciendo los textos de estos poemas. Y no puedo estar más contento con el resultado, pues todas las imágenes generadas son oscuras, terroríficas, demenciales y aterradoras (De hecho, creo que según avanza la creación el sistema lo hace más patente).

Solo espero que con la lectura de estos seiscientos sesenta y seis versos encuentres una terrorífica lectura…

En realidad, sé que la encontraras.

Link de compra: 666 VERSOS DESDE EL INFIERNO

Anuncio publicitario

Relato – El mal interior

—Haría lo que sea por ti —dije arrodillado.

Un clásico, lo sé, pero pienso que para declarar el amor lo mejor siempre han sido las típicas acciones. No dan lugar a error de interpretación y presionan a la otra parte a dar una rápida respuesta. Es cierto que si la respuesta es negativa te deja en evidencia, pero a veces hay que arriesgar. Jugarse el todo por el todo sin temer el resultado.

En ese momento lo hice y salió bien.

Ella me miró con esos ojos grises e imperturbables que siempre me han vuelto loco y sonriendo dijo: — ¡Sí, quiero! — Se agachó y me abrazó con fuerza. Con más fuerza que nunca.

Esa fue la primera vez que me estremeció y no precisamente por la emoción de conseguir lo que siempre había deseado. Juro que justo en ese instante fue cuando percibí la maldad que habitaba en su interior. No fue un gesto ni una mirada, sino un presentimiento. Como ver una sombra escabullirse al filo de donde alcanza la mirada y al girarse hacia allí comprobar que no hay nada.

Me estremeció, sí, pero ese presentimiento me excitó aún más de lo que había podido excitarme hasta ahora ninguna mujer. Y eso ella lo notó. Esa noche follamos como endemoniados.

A partir de ese día pasé a ser su esclavo. Cualquier cosa que ella me pidiera tenía la imperiosa necesidad de realizarla. En muy poco tiempo ella supo sin lugar a duda que me tenía atrapado sin escapatoria y que a un simple silbido suyo acudiría como un perro fiel.

Fue en ese momento cuando sacó a relucir esa maldad suya que tanto me excitaba y que mantenía oculta bajo su apariencia de mujer elegante y educada.

—Vamos a asesinar a alguien —me dijo sin apenas inmutarse ni cambiar la modulación de su voz un día en que nos encontrábamos tumbados en la cama reposando después de una larga sesión de sexo: —No importa a quién ni cómo, pero quiero saber que se siente aplastando una vida.

Un escalofrío recorrió mi espina dorsal. ¿Matar a alguien? No se me había pasado algo así por la cabeza jamás, pero escucharlo saliendo de sus labios hizo que supiera que en lo más profundo de mis entrañas siempre lo había deseado. Y si encima era ella quien lo pedía…

¿Quién soy yo para negarme si no soy más que su fiel siervo?

La abracé fuerte y la besé salvajemente como queriendo devorar su boca, para indicar que mi respuesta era afirmativa. Un abrazo que se transformó en un nuevo amasijo de gemidos, sudor y fluidos.

—***—

No tardó muchos días en elegir una víctima. Se trataba de un joven de unos treinta años que vivía a pocas manzanas de nosotros. Soltero; con pocas amistades; sin mucho éxito con las mujeres; con un trabajo de mierda… Comprendí en un instante lo fácil que la resultaría atraparlo en su sutil tela de araña.

Esa mujer me volvía loco.

El plan era simple. Ella lo abordaría en el pub que frecuentaba los jueves. Lo hechizaría como solo ella sabe hacerlo y lo traería discretamente a casa. Aquí estaría yo esperando para atraparlo y hacer con él lo que nos viniera en gana con mortales resultados. Solo de pensarlo me hacía un amasijo de nervios por el ansia de poner el plan en marcha.

Llegó el jueves noche.

Ella se fue al pub y yo me quedé sentado en el sofá viendo «Reservoig dogs» tomando una copa de buen vino. Inspiración para el futuro inmediato. Por supuesto, la concentración se fue perdiendo según pasaban los minutos. ¿Qué estaría haciendo?

Por mi mente empezaron a desfilar imágenes de un oscuro antro con el triste hombre sentado en la barra tomando un copazo de garrafón con hielos. Ella se acerca y lo mira descaradamente. Apoya la mano en su pierna y le susurra algo al oído. Luego pide un «Gin tonic» y se dirige sensualmente hacia una oscura e íntima esquina del bar. Él la sigue. Hablan, pero no tardan mucho en empezar a acercar sus cuerpos. Algún beso. Él saca valor y comienza a acariciar sus curvas. Caricias cada vez más intensas que van tornándose descarado magreo. Ella se ríe y le para en seco. — ¿No será mejor que continuemos en un lugar más íntimo? Vivo muy cerca. — Le guiña un ojo. Ella ordena y él obedece. Siempre es así.

Vuelvo a la realidad. Suena la cerradura.

¡Están aquí!

Me preparo para recibirles irguiéndome con celeridad. Caigo al suelo con el mismo ímpetu que me he levantado. Todo el mundo gira a mí alrededor.

¿Qué ha pasado?

Ella por supuesto tiene la respuesta. La muy zorra lleva el mal en su interior. ¿Por qué iba a confiar en un gilipollas como yo?

Veo sus zapatos de tacón acercarse entre las brumas de mi mente dando vueltas; paran justo a mi lado. Sigo la línea de sus largas piernas hasta más allá de su ceñido vestido de fiesta rojo. En sus manos lleva un hacha de cocina que brilla a la luz de la lámpara de araña del salón. Me mira fijamente con sus imperturbables ojos grises. Sonríe.

Esa mujer me ha atrapado hasta las últimas consecuencias y mientras baja a toda velocidad el hacha, no puedo evitar pensar en lo mucho que me excita ese mal tan puro que palpita dentro de ella.

Edición Kindle gratis del 27 al 31 de agosto «Las extraordinarias aventuras del doctor Arroyo y su fiel ayudante Álvarez»

Pues finaliza agosto, y para hacer menos duro el regreso la vida del más allá de las vacaciones de verano, pongo gratis durante cinco dias esta colección de relatos de Fantasía, terror y ciencia ficción.

Espero que os gusten tanto los nuevos relatos como los antiguos. ¡Estoy seguro de que alguno os arrancará una buena sonrisa!

Y ya sabeis, si os gustan, agradeceré que reseñeis, valoreis o que al menos me digais que os ha parecido esta colección de escritos.

Como siempre, dejo el link de Amazon España y el .com, pero está gratis en todos los territorios. ¡Solo debeis buscarlo y descargarlo!

LINK Amazon.es: Las extraordinarias aventuras del doctor Arroyo y su fiel ayudante Álvarez

LINK Amazon.com: Las extraordinarias aventuras del doctor Arroyo y su fiel ayudante Álvarez

Microcuento – Mirando el mar

Mirando al mar soñé con la isla de mis sueños. Con sus torreones cubiertos de musgo y sus cúpulas de geometría imposible. Con sus amaneceres y ocasos despidiendo haces de oro y plata. Y con su destrucción a manos del horror indescriptible surgido de mis más profundas pesadillas.

El bufón melancólico

Una breve pero bella historia de amistad

Crónicas de un bufón loco – Segunda Edición

La cubierta original ha sufrido un viaje dimensional

No todos los años un bufón loco llega hasta su probable mitad de la vida (40 añazos cumplo en una semana), y antes de caer en la típica depresión, he decidido hacerme un auto-regalo: La segunda edición del que fue mi primer libro.

«Crónicas de un bufón loco» ha sufrido un buen lavado de cara, los textos se han revisado y además he añadido un once escritos que no incluía la edición original (He ampliado un 30% su contenido).

Por si fuera poco, hasta finales de marzo, la edición impresa va a estar al precio mínimo que permite la plataforma: 3,5€ (Después a 5€). Así que si no lo has leído esta es la mejor oportunidad, y si lo hiciste casi que también.

Para quien no lo sepa, «Crónicas de un bufón loco» es una selección de textos breves de todo tipo (relatos, microrrelatos y poesía) y temática (Fantasía, terror, ciencia ficción, mitología… ) que de alguna manera no desentonan entre ellos.

Mi propia copia llegará este mismo lunes, y la vuestra la podéis conseguir en los siguientes enlaces (Desde ahí podéis conseguir la edición Kindle a 0,99€):

Crónicas de un bufón loco – España

Crónicas de un bufón loco – Resto del mundo

Así que, como siempre digo, si decidís darme una alegría haciendoos con una copia (Que no os arrepentiréis) agradeceré que dejéis reseña :D.

¡Espero que os guste y gracias por leerme!

Microcuento – Mi chica

Miré hacia la ventana del caserón abandonado y la vi allí con los ojos fijos en mí. Era ella, no tuve ninguna duda. Mi chica. Mi primer amor ¿Cómo olvidar el rostro de aquella primera chica que asesiné?

B – Una historia

«Amigo, deja que te cuente una historia, mi historia. Aunque es posible que al terminar desees nos haberla escuchado nunca. Que al igual que yo he hecho,  valores la posibilidad de agarrar un revolver, pegarte un tiro en la sien y olvidar toda esta pesadilla que no rodea. Que nos ha rodeado siempre.

¿Te has parado a pensar si todo lo que ves o sientes es tal y como lo ves y sientes?

No me refiero a una distopia de ficción al estilo “Matrix”, en la que lo que se ve y siente es una mentira creada en nuestras mentes, si no a algo real y horrible. Una realidad en la que yo soy un monstruo y tú eres otro monstruo que vivimos rodeados de una deforme e indescriptible oscuridad que devora todo intento de vida y se alimenta del miedo y el odio para seguir creciendo. Cierra los ojos y afina el oído  ¿Escuchas ahora su inquietante palpitar? Olvida todo lo que sabes o crees saber. Ahora mismo, en este lugar apartado solo existimos tú, yo y esa perenne tiniebla que llena cada pequeño espacio entre nosotros. Entre los átomos de este afilado cuchillo que mantengo paralizado en tu yugular y las partículas que forman el tejido de tu piel. Si presionara un poco más, esa oscuridad se mezclaría con tu sangre y se retorcería de ansia de más sangre fresca, por eso me niego a hacerlo, aunque en en lo más profundo de mis anhelos, esa tentadora idea se esté repitiendo desde el primer instante que tuvimos el encontronazo.

¿Cómo hemos podido llegar a esta situación?

Te juro que esta misma mañana, al levantarme de la cama yo era alguien normal. Alguien igual que tú. Alguien sin más sueños y preocupaciones que las cotidianas. De esas personas que al despertar se dan una cálida ducha, se visten apresuradamente y se toman un café de pie, para salir corriendo y no llegar tarde al trabajó. De esos que van de pie en el metro abarrotado como si allí no existiese nadie más. Todo esto que te estoy contando ha ocurrido hoy, igual que ocurrió ayer o habría ocurrido mañana si esa chica anónima que no le importa a nadie no hubiese decidido tirarse desde lo alto del acueducto y estamparse contra el suelo justo a mis pies.

No sé exactamente cómo ocurrió, pero en ese momento, en la calle estaba solamente yo. Piensa esto, vivimos en una gran ciudad de millones de habitantes… ¿Un individuo caminando completamente solo por una calle a plena luz del día? ¿Cómo puede ser posible? El sonido de todos sus huesos quebrándose silenció el de mis pasos y la imagen de su frágil cuerpo con todas sus articulaciones en ángulos imposibles ha quedado grabada en mi retina, al igual que mi reflejo en el brillo sus ojos completamente en blanco . En menos de un segundo, una gran mancha de sangre se había formado bajo el cuerpo como una pincelada, y en ese momento lo vi. De su cráneo abierto en dos, fluían lo que parecían ser sus sesos, pero lo hacían de forma antinatural, como si se tratase de un ser vivo arrastrándose. Me quedé paralizado al ver como esa masa viscosa crecía, mezclándose con la sangre de la acera y empezaba a tomar la forma de un sanguinolento ser de furiosa mirada, deformes extremidades y boca plagada de hileras de afilados colmillos. Intenté gritar, pero mi garganta no emitió ni el mas leve sonido. Silencio acompañado del vaho de mi respiración que comenzó a acelerarse descontrolada. Esa monstruosidad giró, fijó su mirada en mí y abrió de par en par su babeante mandíbula dejando al descubierto las vísceras supurantes de su interior.

Lo siguiente que recuerdo es a mi corriendo jadeante por la calzada de una gran avenida vacía. A mi espalda escuchaba gorgoteantes sonidos, pero en esos momentos no era capaz de echar la vista atrás. Sabia que esa cosa pisaba mis talones y que solo era cuestión de tiempo terminar descuartizado entre sus fauces. Frente a mí, el reloj de una torre envuelta en tinieblas daba las nueve y cuarto de la mañana y una espiral de espeso humo negro giraba en lo alto descontrolado. Extendiéndose en todas direcciones como un remolino de pura oscuridad.

Entonces apareciste de la nada, colisioné contigo, caíste al suelo y tu cabeza se golpeó contra él bordillo dejándote inconsciente. Con la presencia del monstruo cada vez mas cerca no había tiempo para auxiliarte, así que te cargué a hombros y continúe corriendo hasta que mis piernas dejaron de responder. Paré un segundo para tomar aliento, y en ese momento reparé en que todo alrededor había regresado a la normalidad. El mundo volvía a ser tal y como lo recordaba, con vehículos y gentes de rostros grises yendo de una lado a otro sin un destino claro. Sin reparar en nuestra presencia. Te arrastré hasta aquí y absolutamente nadie se preguntó que hacia alguien arrastrando el cuerpo inerte de una persona por la calle. Nadie apartó la mirada del móvil para comprobar que estaba ocurriendo a su alrededor. Al fin de al cabo,  la normalidad resulta tanto o más monstruosa que la pesadilla que había vivido.

¿Comprendes lo que quiero decirte?

Ahora estas aquí frente a mí. Dos completos desconocidos cara a cara, unidos por la misma pesadilla. La vida de uno está en manos de quien sustenta la espada que juzga que es lo que está bien o lo que está mal.

¿Qué piensas al respecto?

Amigo, ahora con mucho cuidado voy a liberarte, te dejaré marchar y nunca más volveremos a vernos las caras. Piensa en todo lo que te he contado y vive la breve vida que te queda, pues en un instante esta puede dar un volantazo y variar su dirección de forma drástica. Adiós».

Aparto lentamente el cuchillo de tu garganta. Parece que te has recuperado de la conmoción y te yergues cauto. Miras directamente mis ojos y no me parece detectar miedo alguno en tu mirada. Das un paso atrás y después otro. Espero que esta sea nuestra despedida.

¿Por qué me haces esto? – alcanzo a preguntar mientras veo tu espinosa y nauseabunda maraña de carne y hueso atravesando de lado a lado mi pecho, mientras continúas observándome con mirada indiferente. Normal. Ya nada importa, ni siquiera tu respuesta, aunque las ultimas palabras que alcanzo a entender mientras me derrumbo muerto, son una lógica explicación.

Sabes demasiado.

Novela corta «Esperanza» a partir de mañana en el blog

A comienzos de año, comencé a publicar una novela corta en el blog por capítulos titulada «Esperanza». Cuando llegó la pandemia dejé de publicar capítulos, pero eso fué debido a que lo compilé e hice numerosos cambios para autopublicarlo en «Amazon» (Una mini edición muy chula por cierto como podeis leer en las críticas), por lo que lo publicado en el blog quedó obsoleto.

Como siempre he comentado, la idea de publicar mis escritos no tiene nada que ver con un afán económico, si no por aprovechar mis conocimientos de edición y tener mis propias obras en papel. Es por ello que voy a comenzar a subir en el blog por capitulos la edición publicada de la novela.

Lo haré a razón de un capítulo diario a partir de mañana mismo.

Aquí os dejo la engañosa sinopsis:

“La esperanza, al igual que el miedo o la locura, habita en el interior de todos nosotros”

Un virus letal amenaza la existencia de la humanidad.

Cuando los gobiernos se dan cuenta de que la extinción de toda vida en la Tierra es inminente, deciden poner en marcha un plan desesperado que habilite la posibilidad de perpetuar la especie humana en algún otro lugar del universo.

Los elegidos, para hacer brillar esa tenue esperanza, se embarcan en un viaje sin destino a través de las estrellas con consecuencias imprevisibles.

¿Lograrán que esa esperanza sea realidad tangible?

—***—

Espero de corazón que os guste, y agradeceré cualquier comentario al respecto… Solo aviso que la historia no trata de lo que en un principio pudiera parecer…

Ya disponible «Autorretratos de un bufón loco»

Después de 5 meses de arduo trabajo ya está disponible la edición impresa de «Autorretratos de un bufón loco» (La digital saldrá el 6 de marzo como estaba previsto).

Como ya comenté, todos los beneficios de este libro los destino a plantar árboles con la ONG Reforesta, y en la imagen superior aparecen aquellos que confiaron en mi ¿Criterio? Y reservaron el libro. Además están incluidos en la página de agradecimientos.

Sea como sea, con cualquier venta que haga del libro el beneficio lo utilizaré con el mismo fin.

Voy a dejar que los números hablen por mí:

  • 15,2 x 22,9 cm
  • 358 páginas
  • 100 ilustraciones
  • Más de 200 escritos (Algunos antiguos con sorpresa)
  • Todo tipo de géneros
  • Caos
  • Un mensaje en clave en la cubierta
  • Prólogo de Sergio Sánchez (Lothandir)
  • Ayuda a plantar árboles

Y todo por menos de lo que imaginas.

Puedes conseguir tu copia en los siguientes enlaces:

Amazon.es – Autorretratos de un bufón loco

Amazon.com – Autorretratos de un bufón loco (Spanish Edition)

¡Espero que os guste!