Somewhere in Providencia

Esta isla del tesoro perdida y olvidada en el inmenso océano es para ti

Categoría: Microcuento

El mar invertido

¿Has visto el mar invertido?

¿Sientes la fuerza de sus olas allá arriba?

¿Hueles el aroma a salitre de su silenciosa espuma?

¿Notas las gélidas gotas que se incrustan en tu piel mientras las lejanas aguas se retuercen de furia?

¿Escuchas el silencio que precede a la tempestad?

Hoy amaneció el mar invertido.

Cubriendo el mundo con agitadas ondulaciones grises.

La tormenta esta cerca y será mejor encontrar refugio.

Si este existe para nosotros.

___***___

Anuncios

La espada en la roca

“Aquel que saque la espada de la roca ha de ser el futuro y único Rey de Reyes”. Rezaba el texto grabado en la piedra que hacía de soporte a la brillante espada clavada hasta la empuñadura.

Aquel tesoro había aparecido enterrado durante la excavación para los cimientos de mi nueva casa, y dado su innegable valor arqueológico no quise dar parte a las autoridades del hayazgo. Habría paralizado las obras y el filo cogiendo polvo en el sótano de algún museo o formando colas de turistas para hacerse la típica foto intentando sacar la espada.

Pensé que sería un adorno estupendo en el cuarto de baño, frente al “trono”. Después de todo…

¿Quien necesita Reyes?

Microcuento – Siempre la misma historia

Siempre la misma historia. Miró hacia atrás y al observar las pilas de cadáveres ensangrentados y despojos humanos descuartizados sintió una profunda y desgarradora tristeza.

¿Porqué tenían que invocar lo que no debería ser invocado?

___***___

Otro de los Microcuentos que me han publicado en microcuento.es.

Y con este van…

La fuente

Buscando santuario en un paraje apartado de las miradas ajenas, llegué a una plazuela olvidada por el tiempo al final de una intransitada callejuela tras las irregulares líneas de viejas edificaciones en ruinas. Allí inmutables reposaban las aguas de la fuente.

Una fuente de piedra entre las sombras de enmarañadas hiedras y milenarias higueras cuyas ramas enroscadas elevaban a categoría de arte la caprichosa arquitectura de la naturaleza. Formando cúpulas y arcos de tonos verdes imposibles acompañadas de la orquestación de hojas silbando al son del viento y el murmullo del fluir de las aguas.

Casi se podía palpar la tranquilidad que manaba de las cristalinas aguas reflejando aquel templo que invitaba al culto al pensamiento contemplativo y meditación. Invitación que acepté gustoso saciando la sed con sus heladas aguas y quedándome sentado en su borde respirando la mágica ambientación de aquel lugar que parecía arrancado de antiguos cuentos y leyendas.

Me dejé arrastrar por las ensoñaciones que incitaba, y ante tanta calma en su estado más puro me pareció sentir a mi alrededor la inusual presencia de todos aquellas criaturas que sabiamente ocultan su presencia al ser humano. Hadas y duendes observando tras el follaje. Bailando, cantando, saltando, haciendo cabriolas y el amor entre las ramas, como si este mágico refugio estuviese apartado del mundo, y aquellos seres mitológicos no tuviesen nada que temer del despiadado ser humano.

Cuando desperté de aquel místico sueño estaba ya muerto. El ancestral veneno diluido en las aguas de aquella fuente me arrebató la vida sin dolor ni castigo. Dejando a su vera un cuerpo que parece eternamente dormido, y un espectro que avisa al viajero sediento que no sucumba a este paraje de ensueño, como antes que yo, otros tantos hicieron.

Microcuento – Nubes

Cansado de la tormentosa nube sobre la cabeza y su incansable lluvia, partió en un interminable viaje por todo el mundo buscando fertilizar las tierras yermas y paliar las bocas sedientas.

Regreso a casa

Un día, sin previo aviso, regresó. Los ojos se humedecían según recorría las calles que habían sido su hogar de niñez. Sucias calles en las que se palpaba la ruina y pobreza a cada paso, en cada esquina. Allí aprendió la ley de la calle. El arte del hurto. A luchar por su vida. Sobrevivir. Matar…

Todo seguía tal y como recordaba en el “estercolero”, como si el tiempo se hubiese detenido en el mismo instante en que puso los pies fuera de sus límites.

Recordó un viejo dicho que resumía perfectamente aquel lugar: “La basura siempre acaba regresando al estercolero”.

Y era cierto.

Regresó a su antigua vida en aquel suburbio. Y sintió alivio de retomar la vida justo donde la había dejado. Nadie recodaría la vida de un desgraciado, y el tiempo siempre acaba borrando el pasado. Cualquier pasado. Incluso el de aquellas manos manchadas de sangre. Sangre de aquellos cuya vida vale menos que un puñado de grano.

___***___

Delirios de un bufón loco – Notas y anécdotas sobre los escritos III

Y aquí llega la última entrada hablando de los escritos seleccionados para mi segunda antología “Delirios de un bufón loco”. ¡Espero que os gusten!

27 – La torre

En este relato fantástico habló sobre los sueños que perdemos según pasan los años y la frustración de no llegar a alcanzarlos, tomando la forma de blanca torre entre las nubes.

La escribí con un estilo antiguo como queriendo emular relatos del siglo XVIII. Muy recargado y evocador en el viaje que realiza el personaje.

28 – Como un perro

Siempre me han hecho mucha gracia los panfletos de “Eminentes Chamanes Africanos”. Las descripciones que hacen de sus supuestos servicios son en la mayoría de los casos hilarantes. Este poema (Cuya historia bien podría ser una “Historia de la cripta”) está basado en un épico texto de chamán que proclama que “la persona querida regresará a ti como un perro” (Literal) y… Bueno… Guarde el panfleto, nunca se sabe cuándo puedes necesitar un servicio así.

El poema en sí personalmente me gusta mucho… Es de lo más original que he escrito (Recordad que mis pseudo poemas en realidad son historias con cierta rima).

29 – Como ratas

Este pequeño poema se gestó en una conversación sobre cómo han ido evolucionando las comunidades: De viviendas individuales en las que vivía una familia al completo , a Macro comunidades donde viven apiladas cientos de familias y miran raro al vecino que antepone su intimidad a vivir entre el compadreo que se crea entre vecinos.

30 – El contrato

Un pseudo poema en el que juego con la firma de unas explendidas condiciones de compraventa con el más “pillo” de los comerciales. Por mi parte y dado mi nivel de “creencia” creo que no tendría mucho problema en firmar si las condiciones individuales me son atractivas. En el caso del poema utilizó lo más superfluo posible.

31 – La casa del jardín de estrellas

Uno de mis escritos de ambientación onírica. En el, el protagonista llega hasta las casa de “La diosa” en mitad del espacio y pasa una buena temporada junto a ella “filosofando” hasta que…

Soy consciente de que este tipo de escritos no están hechos para todo el mundo, pero su poética presentación (Al menos en mi opinión) hace que sea fácil viajar al lugar donde se desarrolla la historia y pensar… De eso trata esto ¿No?

32 – El duelo

Este poema trata sobre la dificultad de dejar de fumar presentado como un duelo de Western. He visto cosas que nunca creeríais, como gente fumadora intenta dejarlo y a los dos días ha regresado o que desarrolla un cáncer y después de salvarlo regresar a hábito… Desde luego una batalla difícil debe de ser…

33 – Hoy toca guardia

Un poema sobre la problemática de los nacidos en zonas de conflicto bélico, y como su vida se torna un matar o ser matado. Hago reflexión también sobre la diferencia en la forma de vida de quienes tenemos la suerte de vivir cómodamente en nuestro país de la gominola.

34 – El monstruo

Un relato sobre el sufrimiento de los niños que viven abusos y violencia de género en sus hogares…

35 – El ritual

La trilogía acrostica de terror cierra este segundo volumen, terminando con un Microrelato que abre la posibilidad a que las salvaciones estén en nuestra mano (Ojo a la conexión en el concepto con el relato “La casa del jardín de estrellas”… ¿He dicho que me encantan estas conexiones?)

___***___

Y aquí termina todo el repaso a los escritos… O comienza si os hacéis con vuestra copia y viajáis a todos estos lugares…. Creo que por 6,99 € pocas posibilidades mejores vais a tener…

Compra “Delirios de un bufón loco aquí”

Delirios de un bufón loco – Notas y anécdotas sobre los escritos I

Libro impreso sobre portada dibujada a mano

Al igual que hice con la publicación de “Crónicas de un bufón loco”, traigo mis propios comentarios y notas acerca de la selección de escritos incluidos en “Delirios de un bufón loco” para que sepáis que ocultan estas obras.

1 – La flor del desierto

Un acróstico que relata un cuento sobre la belleza oculta y como podemos destruirla sin siquiera pensarlo. La solitaria figura que aparece, en mi mente se trata del protagonista de “El caballero del horizonte” (Un relato que aparece más adelante).

Este tipo de conexiones entre relatos aunque no se noten me gusta incluirlas como detalle para quien lee todo lo que escribo.

2 – El bufón loco

De alguna manera quería que está serie de libros compilando mis escritos tuviesen un contexto. Mi nick del blog daba para contar una historia. Un bufón “justiciero” y cuenta cuentos psicopata.

Desde que tengo conciencia, siempre me he visto inclinado a ver y sufrir las injusticias que se producen día a día en la sociedad, y siempre he pensado que la solución a la inmensa mayoría de las injusticias pasa por abrir los ojos a su existencia y problemática. Es por eso que el fondo de casi todas mis historias es alguna de las vergonzosas situaciones que podemos ver cada día en cualquier telediario.

Por cierto, lo de “bufón loco”, no tiene nada que ver con el bufón de Marillion. El nombre me lo puso una amiga que se sorprendía de la cantidad de tonterías que puedo llegar a decir.

3 – La fuente de la vida

Uno de mis relatos sobre el origen de la vida. En este caso fruto de una casual tristeza de la Diosa.

Lo he comentado alguna vez, pero es que adoro la idea de que la primera imagen que tuvimos los humanos sobre la divinidad tuviese forma de mujer. Tiene todo el sentido como dadora de vida y ese instinto protector que va en el mismo paquete de lo que es una madre. ¿Porque no siguió siendo así?

Aquí hay otra conexión con un relato que se encuentra más adelante: “La casa del jardín de estrellas”. Un viaje onírico en el que conocemos a la Diosa.

4 – La otra niña

Un pequeño cuento sobre la imaginación de los niños. Inspirado en mi hija Minerva y una historia que le contaba cuando descubrió los espejos.

5 – Ti Tu Tortilaz

Esta especie de poema de terror está basado también en una de las ideas de Minerva. Hubo una época que le dio por inventar palabras. En concreto repetía muchísimas veces las que dan título a este escrito. Cada vez que le preguntaba que significaban se reía, así que mi mujer y yo comenzamos a tejer la historia de si se tratara de algún tipo de invocación… ¿Y si quien lo escucha es un vecino?

6 – 10 – La muerte Púrpura

El grueso de este segundo volumen lo forman esta serie de relatos de fantasía épica que giran en torno a la figura de Ellar, un antiheroe en busca de venganza que le lleva a desafiar incluso a los propios dioses.

La “saga” la forman 5 escritos: 3 relatos y 2 interludios. Los relatos están a su vez formados por pequeñas historias que van dando forma mediante flashbacks a la figura de Ellar y el mundo que lo rodea.

Exceptuando los 2 interludios que escribí para dar aun mas detalle a esta historia, el resto llevan escritos mas de 10 años. Es por eso que quizás el estilo difiera ligeramente del que utilizo ahora. Sea como sea, me siento muy orgulloso de esta saga y sus personajes, y en mi opinión (Si esta cuenta) el desenlace es de lo mas bello que he escrito.

11 – La soledad de Jonas

Un relato de ciencia ficción con el cambio climático como eje central. Quedó finalista en el I Certamen literario “Monstruos de la Razón” y se publicó en la antología conmemorativa (2009). Como curiosidad debido a mi apellido (Álvarez), en todas las paginas de internet que aparece el libro aparezco como el autor principal.

Si habéis leído “Crónicas de un bufón loco” encontrareis aquí el origen de uno de las historias que lo forman: “Esas motas de Polvo”…

¿He dicho ya que adoro esas conexiones?

12 – Reflexión nocturna

Un mini relato de terror. Lo elegí porque en pocas lineas muestra el horror y lo normaliza.

¿No es quizás algo que hacemos continuamente?

13 – Polvo somos
Cuando escribí este relato, lo hice pensando en los alter egos de un gran amigo Dr. en Historia del Arte y yo mismo. Lo idee como una pareja de personajes que se embarcan en grandes aventuras con trágicas consecuencias. Finalmente llevo ya escritos 4 relatos con la pareja y en producción 2 mas. En este volumen incluyo los 3 primeros.

En “Polvo somos”, pecan de confiados y acaban perdidos en mitad del desierto.

14 – El último pedazo de Tierra

El segundo de los relatos, del Dr. y su fiel acompañante Álvarez. En esta ocasión descubren el ultimo pedazo de tierra virgen y se alegran de escribir sus nombres en la historia… Como si esta fuese a continuar.

15 – El portal

El Dr. y Álvarez se meten donde no se les llama a través de uno de los hechizos escritos en el “Necronomicón”… ¡Un homenaje a Lovecraft en toda regla!

Y aquí termino esta primera parte de anécdotas sobre los escritos incluidos en “Delirios de un bufón loco”. Espero que os haya gustado, y si aun no tenéis el libro en vuestras manos…

¿QUE HACÉIS QUE NO LO COMPRÁIS SI ESTÁ DE SALDO?

Compra “Delirios de un bufón loco aquí”

Tremenda tormenta

Cariño ten cuidado que dicen qué va a caer una tremenda tormenta – Me dijo secándose las manos con un viejo paño de cocina.

Me acerqué y planté un sonoro beso en su mejilla: – No te preocupes, estaré únicamente un rato fuera

Me puse una chaqueta y cerré la puerta trás de mí. Afuera reinaba la oscuridad, y no se sentían ni movimientos ni sonidos. La calma antes de la tormenta.

Caminé en dirección a ninguna parte y sin previo aviso comenzaron a caer “chuzos de punta”. Me quedé maravillado viendo aquel espectáculo. En el cielo nocturno la más inmensa lluvia de estrellas había estallado llenando el universo de deslumbrantes trazos y destellos. No pude hacer más que abrir los ojos y los brazos y mirar el firmamento empapándome en aquel baño de luz.

___***___

Después de las tormentas de ayer, Resubo este relatillo con otro tipo de tormentas.

Microrrelato – El navegante

Fletó la barcaza y zarpó hacia horizontes inalcanzables

VERSIÓN EXTENDIDA (Original)

Siempre deseó llegar lejos hasta que un día zarpó buscando nuevos horizontes.

___***___

Resubo este Microcuento incluyendo una nueva versión (8 palabras).

La versión original de este micro cuento fué la extendida (12 palabras), pero un día en un reto hice un recorte y lo dejé en 8…. Personalmente este micro cuento me gusta mucho.

¡Espero que os guste!