Somewhere in Providencia

Esta isla del tesoro perdida y olvidada en el inmenso océano es para ti

Categoría: Gratis

El contrato

Firme aquí, aquí y aquí
Todo listo

Ya es de usted la mansión
El lujoso vehículo nuevo
Aquel yate amarrado
Y el Jet privado

A partir de ahora
No le faltarán mujeres
De generosos senos
Y traseros desproporcionados

Podrá viajar donde quiera
Comer los mejores platos
Drogarse, beber o jugar
Jamás le faltará saldo en el banco

Créame ha firmado usted
El mejor de los contratos
Se lo dice el comercial más experimentado
No por nada me llaman
Diablo

Anuncios

Sobre árboles, libros e hijos – Comparto mi libro (PDF)

img_20181115_085003_3671911600915347132236.jpg

Siempre he soñado con escribir un libro. Escribir un libro y que sea leído. Que sea leído y que mueva algo en el interior de quién lo lee como aquellos que yo mismo he leído y he adorado. No es un pensamiento relacionado con voy a venderlo y hacerme mundialmente popular. Es ese sentimiento de dejar algo que perdure en el mundo.
Con este fin, he escrito durante años en diferentes blogs historias. Historias de todo estilo y tamaño. Como yo mismo digo, sin pensar en sí lo que escribo es bueno o malo. Simplemente escribiendo lo que dicta mi cabeza con el guión de mi corazón en el mismo instante en que lo hago.

La llegada de mi hija Minerva hace pocos años y el reciente nacimiento de Héctor han acrecentado en mí esa necesidad. Necesito que mi obra quedé plasmada en un volumen. Un volumen que ellos vean en casa y puedan decir algún día: Ese libro lo escribió mi papá.

Eso es fácil. Solo necesito una copia impresa (Dos en realidad, para que ambos puedan llevársela a donde quiera que les lleve el destino (Caprichoso). Pero para que eso ocurra me gustaría poder decirles que esa obra gustó en un círculo que no fuese el familiar (Si, soy consciente de que los que seguís el blog ya cumplís ese requisito. ¡Muchas gracias!). Cuando lo haga seguramente me planteé la parte del “arbol” del famoso dicho (Que por cierto no he trascrito), mas que nada para compensar las hojas que se utilizarán en la impresión.

Hace unos años, en el tiempo que pasé trabajando en Santiago (Chile), comprobé como en determinados países acceder a lectura impresa por los sueldos que se manejan y los impuestos que se graban a la cultura es difícil. Es por eso que dado que todos estos escritos siempre los puse (y pongo) a disposición pública, veo coherente hacer exactamente lo mismo con el archivo que compendia todos ellos para hacer que gente que quiera leer lo haga sin el impedimento de unas pocas (o muchas dependiendo del caso) monedas.

Ahora mismo, habrá quien se este preguntando: ¿Pero no están ya al alcance de todos en el blog? Os diré que tenéis razón, pero hay motivos muy importantes que me hacen el compendiarlo todo en un único archivo. Os los resumo.

La portabilidad: Si alguien quiere llevarlo consigo para leerlo, no necesita consumo de datos para hacerlo.

La difusión (No difusión) de internet y sus buscadores: En el tiempo mirando las estadísticas de cómo van las visualizaciones de las entradas, he observado como las más antiguas rara vez tienen visitas. Al final en cada entrada se ponen enlaces a entradas próximas en el tiempo. Supongo que el logaritmo selecciona las más populares para ponerlas como opción. Pero como todo en esta vida, “Popular” no es sinónimo de “Calidad”. En algunos casos lo es, y en otros es puro azar, así que como me gusta enfrentarme con el azar los dejo todos juntos para que el que tenga la voluntad y las ganas pueda leerlos todos.

Y por último, y que sirva como despedida, ruego que si conocéis a alguien que pueda apreciar este libro (¡Si, lo he citado por su nombre!) no dudéis en hacérselo llegar o compartir esta entrada (Archivo) entre vuestros conocidos. Y por supuesto agradeceré cualquier comentario al respecto. Después de todo es por todos. Es por mí.

Así que sin más dilación os dejo con mi obra:

DESCARGA: PINCELADAS ONÍRICAS

Tamaño de página A5 – Tipo de letra Book Antiqua – 11 (textos) – 14 (Títulos)

¡Nos leemos!