Espirales

por Bufón loco

Reconozcámoslo, vivimos danzando en espirales con punto de fuga común.

Tu y yo.

Tan cerca o distantes como quiera el giro del destino situarnos.

Al alcance de la mano o siluetas difusas entre la niebla de la distancia.

¿Recuerdas cuando coincidimos en el origen?

Ocurrió hace tanto tiempo, y lo recuerdo tan claro.

Solos tu y yo.

Nuestros cuerpos coincidiendo en el centro del universo en un instante concreto, único e irrepetible.

Colisión de puntos en la tangente formando una fusión vital.

Tan intensa que la energía se disipó en el aire despidiendo nuestros fragmentos en todas direcciones.

Alejándonos para siempre formando espirales.

Cada vez más amplias.

Y cada vez más alejados del origen que nos generó:

Tu y yo unidos en esa espiral que nos hizo olvidar todo llamada pasión.

Anuncio publicitario