El Salvador

por Bufón loco

Es el Salvador que llega desde tierras lejanas.

Sus piés descalzos apenas rozan las revueltas aguas. Avanza sobre la espuma con los brazos abiertos. Con la razón por delante y la palabra de su Dios como escudo. Sin miedo pues su llegada estaba anunciada en las estrellas. En los escritos que auguraban su venida y posterior caída.

Desde la costa ven como se acerca con paso tranquilo y firme. Con un aura celestial marcando de manera solemne sus movimientos. Los lugareños tiemblan de miedo.

¿Es que nadie va a detener su avance?

Un joven cazador henchido de valor tensa la cuerda del arco. El mástil se curva y silva la flecha que corta la brisa marina. Certera y letal.

El cuerpo del Salvador cae a plomo sobre las aguas. La rudimentaria flecha atraviesa su pecho de lado a lado. Las aguas diluyen la sangre y la reparten por todo el archipiélago. Las olas parecen jugar con el cuerpo sin aliento. No sé volverá a escuchar su palabra en la tierra, y quién sabe si se hará en el cielo.

¿Acaso el Salvador no contempló que hay quien no necesita ser salvado?

___***___

Basado en una noticia que narraba la muerte de un predicador al intentar evangelizar una de las pocas tribus indígenas que aún viven según sus costumbres en una isla cuyo acceso está prohibido a la civilización.