Microcuento – Ayuda en la carretera

por Bufón loco

El coche se detuvo en mitad de aquella carretera a ninguna parte. Llovía a cántaros y las sombras del bosque alrededor eran siniestras. Me acerqué, di un toque al cristal y la pareja del interior se puso a gritar. Supongo que mi máscara de piel humana no inspira demasiada confianza.