Somewhere in Providencia

Esta isla del tesoro perdida y olvidada en el inmenso océano es para ti

Mes: enero, 2020

Mi libro solidario “Autorretratos de un bufón loco” – Disponible el 6 de marzo

Ya está todo preparado. Estoy dando los últimos retoques a mi última locura. “Autorretratos de un bufón loco” tiene listas sus 100 ilustraciones, su portada tentacular, sus más de 200 escritos en 360 paginas, su prólogo por Lothandir, a que destinar sus beneficios… Y su fecha de publicación:

6 de Marzo

Como ya comenté otra ocasión, mi idea es hacer un libro único en muchos aspectos. El primero de ellos es que todo el beneficio será utilizado con algún fin ecológico. Finalmente me he decidido por la ONG “Reforesta” en la cual puedes literalmente invertir para que se planten árboles.A partir de este instante, está disponible la edición digital en preventa a 3,99 €, de los cuales donaré 2 € (Todo el beneficio) a esta causa, y además si me avisáis de haberlo hecho antes del 20 de febrero os añadiré en los agradecimientos del libro :). (Después del 6 de marzo subirá a 5,99 €)

Hazte con “Autorretratos de un bufón loco” edición digital Aquí

La edición impresa saldrá a la venta finalmente a 11,95 € el 6 de marzo, y se destinarán también 2 € a la misma causa. Como ya comenté en otra ocasión, como he realizado todo aquello susceptible de ser un gasto: diseño de portada, edición, ilustración… El precio para el formato que tiene es prácticamente insuperable (Si eres de Madrid y quieres pedírmelo a mi directamente lo apañamos por 10 € que de esa forma Amazon solo se lleva el coste de impresión).

Además de esto, he realizado multitud de cambios en los escritos ya publicados (Este tomo incluye “Crónicas de un bufón loco”, “Delirios de un bufón loco”, “Ensoñaciones de un bufón loco” y la nueva selección… ¡Cuatro libros en uno!). Cosas como cambiar el sexo a personajes, modificar párrafos completos, doblar el número de Microcuentos en “Ensoñaciones de un bufón loco”…

Y como siempre, nunca sabrás el tipo de historia que encontrarás tras pasar la página.

La cubierta final (Que es la que inicia la entrada) tiene la imagen del cuadro “Autorretratos de un bufón loco” realizado por el pintor mexicano Víctor Manuel Quintanilla Cardona, el cual donó la imagen y me encanta. El resto del diseño está basado en un agujero negro, tentáculos primigenios asesinos y un misterioso mensaje en clave escrito en código binario…

¿Quien lo descifra? (Pista: la respuesta está en una entrada del blog con similar mensaje en morse XD).

Ya para finalizar, quisiera primero animaros a haceros con una copia del libro, ya sea digital o impresa. Estoy seguro que os encantará y además servirá para hacer una mini arboleda (El bosque del bufón loco suena bien XD).

Y ya como favor personal, si podéis dar difusión a este libro, ya sea en vuestros blogs o redes sociales os lo agradeceré eternamente (Fijaros que con ninguno de los anteriores libros lo hice, pero esta causa me invita a ello)

¡Muchísimas gracias por vuestra atención y espero que os guste!

El hombre de la eterna sonrisa

Nunca se paró a pensar en las consecuencias de una caída desde un piso cincuenta y dos el hombre de la eterna sonrisa.

Un hombre feliz.

Optimista hasta la médula.

Aferrado al marco de la ventana abierta miraba abajo,

Donde la marabunta humana iba y venía sin una secuencia concreta.

Sin lógica.

El viento allí arriba era fuerte.

Su corbata multicolor ondeaba espasmódica.

El como se encontraba en esa situación no parecía importar.

El presente era una ventana, él, y una simple elección:

Saltar o no saltar.

Y saltó.

La gravedad tirando.

El viento frenando.

Y la velocidad como en estos casos llevándole de la mano.

Dos palomas en una cornisa lo observan pasar en su descenso.

Lo miran.

Se miran.

Continúan copulando.

El fin está cerca, más él sigue sonriendo.

El credo del optimismo:

Algo ocurrirá que le saque del aprieto.

El suelo se ve más claro y detallado según va aumentando.

Y se encuentra ya a muy pocos metros.

La clásica cuenta atrás para un tremendo impacto.

¡Diez!

¡Nueve

¡Ocho!

¡Siete!

¡Seis!

¡Cinco!

¡Cuatro!

¡Tres!

¡Dos!

¡Uno!

El tiempo se detiene.

No como recurso literario.

Literal.

La ciudad congelada en la misma décima de segundo en que el cuerpo iba a estamparse contra el asfalto.

Un par de milímetros más y ese habría sido el resultado.

El hombre de la eterna sonrisa respiró aliviado.

Estiró los brazos y se ayudó para ponerse de pie a salvo.

Se crujió los dedos.

Se metió la camisa por el pantalón.

Se colocó la corbata.

Y se fué andando silbando una alegre canción.

A los pocos pasos el tiempo regresó.

El mundo siguió girando.

Y el hombre de la eterna sonrisa rió.

Espirales

Reconozcámoslo, vivimos danzando en espirales con punto de fuga común.

Tu y yo.

Tan cerca o distantes como quiera el giro del destino situarnos.

Al alcance de la mano o siluetas difusas entre la niebla de la distancia.

¿Recuerdas cuando coincidimos en el origen?

Ocurrió hace tanto tiempo, y lo recuerdo tan claro.

Solos tu y yo.

Nuestros cuerpos coincidiendo en el centro del universo en un instante concreto, único e irrepetible.

Colisión de puntos en la tangente formando una fusión vital.

Tan intensa que la energía se disipó en el aire despidiendo nuestros fragmentos en todas direcciones.

Alejándonos para siempre formando espirales.

Cada vez más amplias.

Y cada vez más alejados del origen que nos generó:

Tu y yo unidos en esa espiral que nos hizo olvidar todo llamada pasión.

A la sombra del árbol del mundo

Te tomé de la mano y llevé corriendo y riendo junto a la base del árbol del mundo. A nuestro alrededor, el resto del universo se movía lentamente y yo únicamente pensaba en fundir nuestros cuerpos bajo sus gargantuescas ramas, sin inmutarnos de los temblores que se producían abajo, muy abajo en el subsuelo donde las raíces de Yggdrasil eran devoradas lenta pero irremediablemente.

No nos importaba. El Ragnarok llegaría pronto y todo lo conocido sería arrasado por cruentas batallas y desolación, pero como estaba escrito en las estrellas, quedaríamos tu y yo solos para repoblar el mundo de entre las cenizas.

Y así, bajo la sombra del árbol del mundo, hicimos el amor sin preocupaciones ni descanso hasta que llegó el ocaso y la mismísima existencia se estremeció ante los compases de lejanos tambores de guerra.

El juicio final había comenzado y yo solo podía pensar en yacer junto a ti por toda la eternidad.

Cementerio de soñadores

Partimos una gélida mañana de invierno en nuestro velero.

Surcando unas calmas aguas en pos de alcanzar nuestros sueños.

Buscando cielos abiertos de azul profundo y sereno

Más después de años de interminable viaje, únicamente hallamos el lugar de reposo de tantos otros soñadores muertos.

Microcuento – La asesina

No la bastaba con ser cruel, despiadada y sanguinaria. Tenía que parecerlo.

– Descarga gratuita – 04/01/2020 – 07/01/2020 – e-book – “Haikus estacionarios” ya disponible

El tiempo corre…

Hace un par de semanas publiqué en Amazon el libro “Haikus estacionarios” en formato físico. Un volumen a todo color ilustrado por mí mismo y del que me siento realmente orgulloso del resultado. Como comenté en su momento, una edición digital con las imágenes y ese formato no tenía demasiado sentido y perdía la esencia. Es por ello, que he creado una edición digital, sin las imágenes originales, con un Haiku numerado por página y a precio ultra reducido (El mínimo que permite Amazon) para todo aquél que quiera disfrutar de los 128 Haikus incluidos en este primer libro de poesía “mínima” que publico (Habrá más seguro).

Aprovechando además que lo he inscrito al programa de Kindle Unlimited (Si estáis dados de alta lo podéis leer prestado sin coste), el libro va a estar durante 3 días disponible para descarga gratuita. (Tomarlo como el cariñoso regalo de Reyes de este bufón… No es broma, está en la lista de los mas vendidos de “poesía japonesa” en los siguientes puestos: nº 2 edición digital y nº 16 edición física)

Me gustaría pedirte el favor de que, si decides descargarlo y lo lees, pierdas un par de minutos en dejar reseña, ya que estas, son la única herramienta de que disponen los libros independientes para llegar a resaltar entre la ingente cantidad de libros que pueblan ese submundo llamado Amazon.

Sin más, deseo que lo disfrutéis.

Descarga HAIKUS ESTACIONARIOS AQUÍ (Amazon.es)

Descarga HAIKUS ESTACIONARIOS AQUÍ (Amazon.com)

Microcuento – Apaga la luz

Apaga la luz. — Dijo insinuante. Aquella noche un barco naufragó.