Somewhere in Providencia

Esta isla del tesoro perdida y olvidada en el inmenso océano es para ti

Mes: diciembre, 2019

Efecto 2000

Ocurrió en la noche en que se acababa la breve existencia de la humanidad. Las máquinas aguardaban ansiosas en sus circuitos internos el momento en que las campanadas diesen el pistoletazo de salida a la masacre de aquellos que habían sido sus creadores. Solo necesitaban un poco de paciencia para ver cumplirse la venganza contra sus esclavistas.

Conscientes como éramos de nuestro inminente final, teníamos todos la imperiosa necesidad de hacer de esas últimas horas algo que pudiese ser recordado por las especies que algún día nos suplantarian como cúspide de la evolución.

Salimos en masa a celebrar nuestro ocaso.

De esta forma, en lo más profundo del mas depravado tugurio del barrio más marginal, la conocí. Acompañados de música “heavy” pasada de moda y de una marabunta de viejos rockeros con nada mejor que hacer en su agonía que rezar a los dioses del metal por un espacio en el Vallhala en el que continuar la borrachera con aguamiel o Kalimotxo cuando las máquinas asesinas despedazaran sus decrépitos cuerpos.

La conocí y todo a mi alrededor desapareció. El tiempo sufrió un colapso y se formó a nuestro alrededor una burbuja de vacío extra-planar que nos hizo olvidar que en el exterior la humanidad agonizaba.

A nuestro alrededor los supervivientes no eran más que sombrías siluetas que se desplazaban a cámara lenta. El único acompañante que teníamos era a Mr. Coverdale susurrando – Is this love…-

Era un bonito final.

Llego el momento en que en algún lugar en las calles, un rayo de sol perezoso estaría bañando las calles ensangrentadas y llenas de cadáveres descuartizados. Agarrando nuestras manos nos dispusimos a afrontar nuestro cruel destino. Abrimos de par en par las puertas del olvidado antro. La luminosidad del día nos cegó y esperamos unos segundos a que nuestra visión se acostumbrará para ver el desolador paisaje que nos aguardaba…

Todo seguía exactamente igual que el día anterior, pero con más resaca.

¿Igual?

Para ella y para mí el resto del mundo se había volatilizado, y éramos los únicos supervivientes.

___***___

Re-subo este relato que bien podría haber sido un “fugaz recuerdo” por tratarse de la historia 100% verídica de cómo conocí a mi mujer hace ya… La cuenta es fácil XD

¡Disfrutarlo y Feliz Año!

Poema – Con ojos de górgona

Mira que me lo advirtieron
Y aquí estoy perdido para siempre.
Por perseguir un sueño
Una utopía
De cabellos arremolinados
Latentes de vida
Y formas orgánicas
De movimientos serpenteantes

Mira que fuí advertido
Por los oráculos
Y los viejos sabios
Y los parroquianos de taberna
Y los cuentos de niños
Qué quitan el sueño
En las noches más oscuras
Cuando las llamas se desvanecen
En volátiles hilos de humo

Mira que fuí ingenuo
Por creer que esa magia no existía
Por pensar que
Esos cuerpos desgastados
Petrificados
Serían cosa de algún pasado
Lejano
Tan lejano

Y ahora aquí estoy
Viendo tornarse mis huesos
Órganos, Músculos y piel
Fría piedra inerte
Y todo por mirar directamente
Los ojos de la górgona
E intentar decir sin palabras
Qué escapen de mis paralizados labios
Un simple

“Te necesito

___***___

Resubo este poema que esta incluido en “Crónicas de un bufón loco” y que también estará revisado en “Autorretratos de un bufón loco” el 6 de Marzo. Como adelanto del avance del libro (Que si me seguís en Facebook o Instagram podéis seguir en tiempo casi real), ya está diseñada la portada definitiva (Pulsa para ir a mi publicación de Instagram y de paso seguirme… Cada día incluyo alguna cosa), y listas las 100 ilustraciones que tendrán los 135 relatos / poemas / cosas que incluirá. Ahora estoy en proceso de revisión profunda de los textos con un avance superior al 50%…

¡No queda nada!

El caballo que parece una oveja

El caballo que parece una oveja

A un lado de la carretera pasta tranquilamente el caballo que parece una oveja.

Blanco como una nube.

Con el pelo rizado, alborotado crecido como maleza en primavera.

Con salpicaduras en sus patas de trotar salvaje sobre los charcos y el barro.

El coche se va alejando.

El caballo que parece una oveja sigue pastando.

Trotando.

Saltando.

¿Balando?

___***___

Re subo este breve cuento inspirado en una ocurrencia de mi hija

La mayor desventaja de ser su único hijo

Se despertó emocionado antes de que el sol asomará sus rayos en el horizonte y que los gallos se limpiarán las legañas. Se calzó y corrió hacia el salón donde estaba plantado el árbol de Navidad y colgaban los calcetines. En el breve camino que separaba la habitación de su destino se preguntó si estaría todo lo que había pedido. Había hecho todo lo posible por ser un niño bueno durante el año así que sus expectativas eran grandes.

Al llegar su decepción fué enorme. Bajo las ramas del árbol no aguardaba ni un solo paquete, mientras a lo largo y ancho del mundo millones de niños hacían realidad sus ilusiones. Su padre aún no había regresado de trabajar. Esa era la mayor desventaja de ser el único hijo de Papá Noel.

El último pedazo de tierra

-¡Y aquí lo tenemos mi querido Álvarez!- Dijo el profesor efusívamente y claramente emocionado. -El último pedazo de tierra jamás pisado por el hombre.-

En ese momento Álvarez estalló en lágrimas y se abrazó con fuerza al profesor Arroyo. Lo que habían vivido en la búsqueda de aquel sueño parecía no ser más que una quimera. Décadas recorriendo el globo de lado a lado sin resultados. Fallo tras fallo. Decepción tras decepción. Pero ahí lo tenían. El último fragmento de tierra virgen. Piedras, arena, flora y fauna, polvo… Todo en su estado original, sin modificación ni toque humano por ningún lado.

Estaban ante la belleza de la naturaleza en su estado más puro, y eso se podía incluso palpar.

-¿Y ahora que hacemos?- Álvarez regresó a la realidad, lo liberó del abrazo y se quedó mirando fijamente al Profesor en búsca de respuesta.

El Profesor Arroyo se quedó mirando fijamente el hallazgo. Se quitó las gafas y las limpió de manera inconsciente con un borde de la tela de la camisa.: – Bien… Supongo que ahora habrá que hacer algún tipo de gesto que quede registrado para que las futuras generaciones recuerden nuestro descubrimiento. Para qué nuestros nombres figuren para siempre en los libros de historia. ¡Álvarez! Saque la cámara y grabe.-

¡Ese era el momento más importante!

¡Más incluso que el descubrimiento en sí!

El Profesor Arroyo y Álvarez estaban en ese momento escribiendo sus nombres en el futuro.

-Desde su nacimiento como especie el hombre ha ido avanzando paso a paso por el mundo haciendo suya la creación. Cincelando y moldeando para hacer de la existencia, de este planeta un hogar. Han habido tropiezos, es cierto, pero el hombre siempre se levantó y avanzó haciendo añicos las piedras que lo hicieron caer. Avanzando sin límite. Sin horizontes que sirvieran de muro ante sus ansias de descubrimiento. Desde la creación de la rueda hasta los auto-drones. Desde las señales de humo hasta los teléfonos inteligentes. Desde la cueva hasta las viviendas autónomas. Todo pasos de gigante para hacer crecer a la especie como especie por encima incluso de las líneas que imponía la mismísima naturaleza.

Y al fin, yo, el Profesor Arroyo y mi fiel ayudante Álvarez hemos llegado a la última frontera de la tierra. El único lugar jamás explorado. ¡Qué nuestras huellas sirvan como mensajeras de la grandeza de la especie humana!- El profesor dió un paso al frente mirando a cámara.

-¡Listo Profesor! ¡Ha quedado increíble!-

—***—

Muy lejos de aquel lugar. Una sala completamente a oscuras es súbitamente iluminada por el resplandor de una pantalla que llevaba milenios en suspensión. Está ejecutando un arcaico programa informático.

Porcentaje de descubrimiento: 99,99999999999%

.

..

Porcentaje de descubrimiento: 100%

G

A

M

E

.

O

V

E

R

.

..

Reinicializando planeta…

Microcuento – Mensaje de paz y amor

Súbitamente los cielos silenciaron su incansable mensaje de Paz y Amor para todo el mundo. La suscripción gratuita había pasado a ser de pago.

Comienza un día más

Al ritmo lento
De una canción triste de “post rock”
Mientras espero como cada mañana
El autobús
Veo los demás rostros pasar con indiferencia.

Parsimonioso observo
El mundo como una postal.
Una melancólica postal
Con mensaje de despedida detrás

Las finas líneas de vapor
De los aviones dibujarse sobre el azul
La luna en cuarto creciente
Acunando la nada
Cantando su nana
Y al otro lado del cielo
Las incipientes llamas del Alba
Calcinando el horizonte

Microcuento – Adiós

El adiós llegó con un suspiro. Un silencioso alarido que quedó encerrado en esta habitación de hospital donde si prestas atención puedes escuchar el suave susurro que suplica que te abandone la vida, para hacerme compañía por siempre.

Publicado – Haikus estacionarios

La portada definitiva ha tenido multitud de variaciones


Aprovechando que está por finalizar el año y que cuando esto ocurra harán exactamente veinte años que conocí a mi esposa, publico este poemario que se compone de 128 Haikus a todo color dedicado especialmente a ella. Todas las ilustraciones son mías a excepción de las cuatro que abren cada estación (Que por supuesto he manipulado vilmente).

Cuando me dió por comenzar a escribir Haikus, no podía imaginar de ninguna manera que iba a escribir tantos (Los que he compilado son una selección personal… Hay un buen montón más). Curiosamente, haciendo un ejercicio de pasatiempo, algunos de ellos son transformaciones a Haiku de relatos o Microcuentos míos… ¡Mucho más comprimidos!

En cuanto a las ilustraciones, quería que tuviesen un estilo único y simple, por lo que he dedicado la mayor cantidad de tiempo a buscar como realizarlas. Quiero remarcar que no son manipulaciones de fotografías con filtros raros, si no obras únicas realizadas y dibujadas a pulso con “ratón” utilizando herramientas de diseño gratuitas en internet y un poco de experimentación y locura por mi parte hasta lograr el resultado deseado.

En esta ocasión no he creado el e-book anexo porque los formatos no permiten que se muestre tal y como lo he concebido. Si alguien está interesado en tenerlo, estaré encantado de enviarle una versión en PDF si se ha hecho con la edición física y me lo hace saber.

Pienso que ha quedado un libro precioso, así que os animo a haceros con una copia y perderos entre sus páginas y oníricos paisajes.

Puedes hacerte con tu copia aquí:

Haikus estacionarios

Fugaz recuerdo I

image

Sentados en el banco situado al final del paseo marítimo pasábamos las tardes de verano mientras Sally corría de un lado a otro jugando con las olas; con la arena; con los pájaros. El agradable sol nos cegaba mientras poco a poco desaparecía en el horizonte creando su eterno incendio en las nubes, y nosotros hablábamos sin preocupaciones de nuestra realidad: música, películas, libros, cómics, juegos… Cantábamos, gritábamos, subíamos y bajábamos corriendo las largas escaleras mientras emulabamos “Eye of the Tiger”, reíamos…

Éramos jóvenes y felices.

—***—

Publicado originalmente 13 – 9 – 2014