Somewhere in Providencia

Esta isla del tesoro perdida y olvidada en el inmenso océano es para ti

Mes: julio, 2019

Frases célebres VIII – Mirada afortunada

“Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir”.

Rutger Hauer (“Blade Runner” – 1982)

Polvo somos

La travesía por el desierto no fué tan bien como habíamos planeado.

El guía nos abandonó a la primera de cambio. Lección de novato aprendida demasiado tarde: Nunca pagues completamente por adelantado. Se fué en algún momento durante la noche en el improvisado campamento rodeado hasta donde alcanzaba la vista de finísima arena grisácea. El cabronazo se quiso asegurar de que no regresáramos con vida llevándose los fardos cargados con los víveres del viaje y los camellos. Seguramente los cambiará por una pobre muchacha condenada a pasar el resto de la vida en su lecho.

¡Qué todas las desgracias caigan sobre el malnacido!

Al despertar, cuando nos dimos cuenta del hurto, buscamos sus huellas para al menos saber la dirección que había tomado, pero aquel maldito polvo que cubría todo lo mismo dejaba una profunda huella, que la borraba con un simple soplo de aire.

De esta forma, sin comida y sin bebida nos encontramos el doctor y yo en medio del vacío.

¿Cuánto puede aguantar un hombre en estas condiciones?

Una vez escuché la historia de un hombre que llevaba décadas sin alimentos ni bebida. Viviendo de respirar y de la energía que nos rodea. Una suerte de estado interior similar al nirvana que, incluso si fuese cierto, dudo que pudiésemos alcanzar mi compañero y yo antes de ser devorados por los buitres, si es que estos lograran llegar hasta aquel lugar alejado de todo.

Así que viviríamos aún entre unas horas o con un poco de suerte día y medio. Con el calor que empezaba a apretar me decantaba más por la primera opción. La menos halagüeña. Y el Dr. creo que opinaba igual que yo, pues entró en un incontrolable ataque de pánico.

¡Sangre fría!

El disparo que le propiné rompió el silencio del desierto para recomponerlo sin los incesantes e histéricos lamentos de aquella eminencia caída. Al menos no sufrió.

Y de esta forma me quedé solo sin posibilidad de salvación. Contemplando la arena y el polvo que lo cubría todo.

¿Cuantas ciudades olvidadas yacerían bajo ella?

En ese instante tuve una visión. Una suerte de terrorífico espejismo. Se mostró ante mis incrédulos ojos la escena de un lejano pasado. Incontables pilas de cadáveres descomponiéndose y deshaciéndose en fino polvo arrastrado por el viento. El polvo acumulándose sin parar formando las infinitas dunas que me rodean. Un desierto creado por restos humanos. Cementerio de polvo. Mausoleo del olvido.

Ahora un escalofrió recorre mi cuerpo cuando mis labios comienzan a salivar debido al insoportable calor que cubre y reseca todo. La cuenta atrás no va a detenerse por un simple condenado a muerte, así que decido aceptar lo mas dignamente posible mi destino. Apoyo la boca de la pistola en mi sien. Cierro los ojos. Noto el frió tacto del gatillo en el dedo indice.

Polvo somos…

¡PAM!

___***___

Resubo este relato que tiene el honor de ser el comienzo de las andanzas del Doctor Arroyo y su fiel ayudante Álvarez. (En la versión original el Dr no tenía nombre y Álvarez era Stanley. El cambio de nombre de los personajes vino por una clásica situación de: -A que no hay huevos a llamarlos como tú y yo-… ¡Sujétame el cubata!). Hasta el momento hay escritos 4 relatos con estos particulares personajes y tengo empezado un quinto. ¡Y este y los dos siguientes están incluidos en “Delirios de un bufón loco”! Espero que os guste!

Compra “Delirios de un bufón loco aquí”

Ensoñaciones de un bufón loco

Boceto a lápiz

Repasados los bordes con rotulador negro

Añadidos detalles en el árbol con rotulador

Añadido el cielo con rotulador

Coloreado árbol y mar de fuego con lápices de color

El amanecer cobra vida en el cielo

Nubes y calaveras ganan sombras y…

Y allí, junto al único árbol en pié en su particular infierno, llegó el bufón loco después de mucho caminar entre los montículos de calaveras calcinadas por las llamas de la guerra. En ese lugar se acababa la tierra, y más adelante un infinito mar de fuego crepitaba entre las ráfagas de viento y el más absoluto silencio. Un silencio roto con el silbido del último barco zarpando a través del ardiente mar hacia la inexistente ciudad Esperanza.

El bufón miró melancólico el horizonte y entre las inabarcables nubes de humo y polvo le pareció distinguir una luz en la distancia. La luz de un nuevo amanecer que en pocos segundos comenzó a bañar una vez más la tierra que agonizaba entre polvo y cenizas. La luz de un amanecer que atravesó la última gota de agua creando un arcoíris. El último arcoíris que surcaria jamás aquellos cielos.

El bufón miró aquella estampa y se sentó en el borde del acantilado perdiendo la vista en aquel horizonte imposible, hasta que su mente mecida por el sonido de las olas de fuego golpeando contra las rocas se puso a soñar.

Y soñó.

___***___

El otro día hablando con un amigo surgió la conversación sobre las trilogías. Siempre he admirado las obras que constan de treo partes, y desde un principio sí quería compilar mi obra pensé en una especie de trilogía de libros. El caso es que con 2 ya en el mercado tocaba empezar a dar vida al tercer volumen… Y eso que me pongo a idear el concepto de portada y…

¡Que la he dibujado entera y de paso he escrito el texto que irá en la carátula trasera del libro!

Si… Es muy diferente a la de los otros 2 libros, pero… ¿Esperáis menos de un bufón loco?

El dibujo lo he bautizado “Bufón loco en el amanecer del fin del mundo”

¿Porque no hacerse con los 2 primeros volúmenes para ir abriendo boca?

Compra Crónicas de un bufón loco aquí

Compra “Delirios de un bufón loco aquí”

La muerte púrpura

Pueblo con niebla

I

Caminaba encorvado y lentamente, hundiendo sus botas de color púrpura hasta casi las rodillas en la gruesa capa de nieve. Aunque hacia unas horas que la fuerte tormenta había amainado, se cubría como podía con una roída y oscura capa de piel de lobo del gélido viento que soplaba levantando nubes de polvo y hielo. Al llegar al punto más alto de la colina, se paró a observar el espectáculo que ofrecía la mágica y letal noche invernal de Ranacoth, el mundo que agonizaba con los últimos envites de la dura estación. La esperada primavera estaba ya próxima, pero mientras tanto a los habitantes les quedaba por pasar lo peor de esta terrible temporada, la peor que recordaban en los últimos 30 años.

Las dos lunas asomaban tímidamente entre los resquicios de unas pocas nubes que amenazaban con descargar de nuevo su ira a lo largo y ancho de aquellas antaño fértiles tierras. Debajo de la empinada cara del montículo, justo a la orilla de un fino arroyo con las aguas congeladas por las bajas temperaturas, dormía una pequeña aldea cuyos habitantes debían estar sobreviviendo gracias a las reservas del pasado verano. La sombra de un espeso bosque en la lejanía, danzaba bruscamente empujada por el viento. En el horizonte, el leve resplandor que precede al alba comenzaba a apagar las brillantes estrellas que le habían acompañado durante todo el viaje… De repente, una inmensa nube oculto las dos lunas, dejando todo en penumbra e impidiéndole la visión de su objetivo. Su antiguo hogar. El lugar que le vio nacer.

Cansado como estaba por el largo viaje que había emprendido, se sentó sobre una roca que sobresalía de entre la nieve y que la naturaleza parecía haber puesto allí para tal fin. Como era su costumbre, esperaría al momento en que el sol asomara por la línea que separaba tierra y cielo para iniciar el descenso, y mientras tanto en silencio pensaría una vez más en el sentido de sus actos ¿Podía llevar tantos años equivocado?

El hombre del que os hablo era alto y de complexión fuerte. Aparentaba unos 50 años, aunque su edad real no llegaba a los 40. De piel blanca como la nieve que daba a su semblante la sensación de tratarse de alguien no del todo vivo. Una larga melena de color oscuro caía lacia por su espalda como una negra cascada. Pequeñas cicatrices surcaban su rostro acompañando a las arrugas que se le habían empezado a formar, dejando ver a simple vista que su vida tenía que haber sido un cúmulo de aventuras y desventuras. Debajo de la vieja capa iba vestido con una armadura completa de Purpurita, el metal púrpura más liviano y resistente conocido, la cual daba a entender que en algún momento de su intensa vida había tenido en sus manos una gran cantidad de dinero aunque ahora simplemente pareciera un pordiosero. En su espalda, sujeta con unas gruesas correas de cuero colgaba una enorme y vieja espada de excelente factura. Pero lo que realmente destacaba de él, eran sus ojos.

De un profundo azul que hacia caer a todo aquel que los mirara en un pozo donde parecían estar encerrados el cielo y el mar en perfecta armonía. Y es que su vida había sido como esos dos elementos, en calma durante su niñez y tornándose tormenta años más tarde cuando descubrió el significado de la vida. Todo eso desvelaban sus ojos al que los mirara, aunque poco importaba conocer sus más profundos secretos, ya que cualquiera que tuviera el valor de cruzar su mirada con él, condenaba su vida al instante. Por qué él era aquel del que corrían rumores por todo el país fruto del miedo. Él era Ellar, más conocido como “la muerte púrpura”, y su presencia en las inmediaciones significaba la aniquilación de todo ser vivo.

Pero en aquella ocasión paso algo extraño. Al sentarse y mirar desde lo alto los paisajes que habían albergado su niñez, noto un sentimiento que creía olvidado en su interior. Un sentimiento que poco a poco hizo que se formara una película de lágrimas en sus ojos, haciendo que el mundo que le rodeaba se deformara como esbozos de un cuadro a medio terminar. ¿Podría tratarse de nostalgia por la vuelta al hogar? Con un rápido movimiento de sus manos, aparto las lágrimas de su rostro, por el temor a que se comenzaran a congelar como el resto del mundo. Y comenzó a darle vueltas una vez más al pasado que le perseguía como una maldición.

II

“¿Madre?… Se acercó al cuerpo inerte de su madre y observo el profundo tajo que la hacía manar sangre de su vientre. ¿Dónde habían ido aquellos hombres? Horas antes, su madre se había encerrado en el mugriento cuarto de aquel burdel con dos hombres que habían insistido en pagar muy bien el servicio. Durante unos minutos, de la habitación cerrada solo habían surgido risas y frases malsonantes, pero al poco tiempo estos sonidos se convirtieron en jadeos y gritos de placer. Su madre había sido el orgullo del dueño del burdel durante mucho tiempo, por su belleza deslumbrante y su cuerpo que incitaba a la lujuria, pero eso se terminó bruscamente cuando sus dos últimos clientes habían decidido después de terminar, que el precio que cobraba era demasiado alto, ya que la belleza efímera ya comenzaba a desaparecer por el peso de la edad… Se escucharon gritos. Comenzó un forcejeo. El sonido de un bofetón seguido del caer de objetos y finalmente el silencio… Los desconocidos desaparecieron y Ellar se encontró solo… con 6 años de edad, en esos momentos solo pensó en huir…”

III

“¿Hacia dónde se dirige un jovenzuelo solitario como tu? El hombre que le hablaba era un viejo vagabundo, que había llegado a la aldea pocos días antes. Le faltaban la mitad de los dientes, y la otra mitad colgaban negros y podridos en su apestosa mandíbula. El anciano alargo sus famélicos brazos y agarro al niño fuertemente tapándole la boca para que no pudiera emitir ni un sonido. A los pocos minutos estaban lejos de allí, en el interior de una vieja choza de adobe que olía a vino y excrementos. Aquel hombre había sido hace mucho tiempo un conocido hechicero del imperio, pero los conocimientos que fue ganando le hicieron perder poco a poco la cabeza, hasta convertirle en el repulsivo ser que le miraba con ojos maliciosos. Con estos hechos comenzaron los largos años de encierro y sufrimiento continuo. Le obligaba a realizar las más repugnantes tareas y a servirle en las más disparatadas ideas que se le ocurrían. Eso era durante el día, ya que por la noche, cuando el vino se agotaba y la comida le dejaba un regusto amargo en el paladar se acercaba a él con esos ojos que había visto tantas veces en la clientela de su madre y… Cuando cumplió los trece años, una noche se acercó por su espalda y sin pensárselo dos veces le atravesó con un oxidado cuchillo de carne. Aquella fue la primera muerte que dispensó, y con ella comenzó a formarse en su interior aquella armadura de odio que le acompañaría por el resto de su existencia…”

IV

“Por segunda vez en su vida huyo, llevándose consigo unos viejos tomos encuadernados en piel que eran el tesoro mejor guardado de aquel hechicero. ¿Podría sacar algo por su venta? Sus pasos le llevaron hasta Brondesmar, la ciudad más imponente del imperio, con sus columnas de Mármol elevándose sobre unas calles atestadas de gente y mercaderes. Lo primero que hizo fue visitar a un viejo librero en la calle principal.

-¿Qué quieres muchacho?- Ellar deposito los libros sobre el mostrador, el personaje bajito y poco agraciado se puso unos anteojos y comenzó a observar con detenimiento los gruesos volúmenes mientras murmuraba cosas como “Impresionante” o “¿De dónde los habrá sacado?”…

-Estos libros en su conjunto no valen más que 50 monedas de oro… Y eso porque hoy me siento generoso- Dijo el librero al terminar de pasar la última página de uno de los volúmenes. A pesar de tratarse de una autentica fortuna, era un precio claramente inferior al real, ya que eran piezas únicas escritas por el más conocido hechicero del imperio. Y eso Ellar lo sabía.

-¿Me estas tomando por tonto?- Dijo Ellar intentando poner en su tono de voz un registro amenazador, y que debido a que aún no le había cambiado la voz quedo ridículo. – Esos libros valen por lo menos el doble-

-Mira niño, no sé de dónde has sacado esto, pero viendo tus vestimentas puedo deducir que no ha sido de manera legal, así que más te vale que te vallas de aquí, o me veré obligado a llamar a la guardia…-

Ellar lo miro con ojos relampagueantes, y el odio se adueñó de él. ¿Que pretendía aquel hombre? Era como todo el mundo que había conocido hasta ahora, egoísta, ambicioso y camuflado tras el mostrador de su librería engañaba a las personas necesitadas… Pero había cometido un error. Ellar no poseía nada, salvo un odio creciente que con cada vuelta de la vida crecía de manera más descontrolada, por eso el librero fue incapaz de prever el salvaje ataque del niño. Un golpe en la cabeza con uno de los libros le dejo inconsciente en el suelo y Ellar aprovecho ese instante para subirse sobre su cuerpo y…

Cuando abandonó el recinto del negocio, llevaba en su mano un saco lleno con 100 monedas de oro que tintineaban al ritmo de sus gráciles pasos. Cerró la puerta, y con paso tranquilo se alejó del lugar como si no hubiera ocurrido nada.

Horas más tarde, en la ciudad se causó un gran revuelo cuando corrió la noticia de que había aparecido el cadáver del más conocido librero del lugar. Este apareció tirado en el suelo de su tienda destrozado, como si hubiera sido atacado por un animal salvaje y a su lado unos gruesos libros encuadernados en piel y manchados de sangre… A los pocos días, el populacho olvido estos hechos, y la ciudad volvió a su ajetreada vida normal.”

V

“-¡Tengo las mejores armaduras de la ciudad! ¿Acaso lo dudas?- El fortachón y charlatán herrero estaba acostumbrado a tratar con personas diariamente que buscaban la mejor factura en las armaduras y sin embargo no podían pagar el precio que estas costaban. – Mira por ejemplo esta armadura de acero… Es la mejor que he realizado en mi vida. Observa sus juntas, por ellas no entraría ni el filo de una daga Heleniana… ¿Y qué me dices del Yelmo? Solo observarlo inspira temor… Una autentica obra de arte por solo cinco monedas de oro…-

-El otro día vi pasar un príncipe con su escolta, y llevaba una reluciente armadura de color púrpura…- El jovenzuelo sabia de lo que hablaba, nada más verla, se había quedado prendado y había decidido que eso era lo que el necesitaba…

-¡¿Tú estás loco muchacho?! Esas armaduras no están hechas para gente como tú. Te aseguro que esta armadura de acero es más acorde con tu nivel… Si es que llegas…- Dijo el Herrero riéndose en la cara del niño – Ningún plebeyo de la ciudad podría pagar jamás las 100 monedas de oro que cuesta una armadura de esas características. A sí que imagínate un niño como tu…-.

Ellar hizo resonar el saco de monedas, y se lo lanzo a las manos al herrero. – Cuéntelas si quiere, solo le digo una cosa… Quiero una de esas armaduras…-

El herrero asomo su enorme nariz a la bolsa, y sus ojos brillaron con codicia… Nunca había visto tanto dinero junto, y si no recordaba mal tenía en el almacén una vieja armadura de Purpurita acumulando polvo desde hacía muchos años, ya que este tipo de armadura no era comprado más que por reyes en ocasiones especiales… -Sígueme pequeño, creo que va a ser un placer hacer negocios contigo…-

Lo guió a través de un oscuro pasillo hasta una estancia cerrada con una gruesa puerta de madera maciza y metal. La abrió con una gran llave, y le invito a visitar su interior. Allí se almacenaban montañas de piezas metálicas: Hachas, espadas, armaduras, yelmos, guanteletes, lanzas… Y al fondo del todo entre penumbras una excepcional armadura de color púrpura y con ornamentos que representaban imágenes bélicas. Era justo lo que Ellar deseaba.

-Me parece perfecta, está claro que ha sido realizada por las manos de un autentico artesano… También necesito una espada.-

-Elije la que más te guste de ese montón… Por haber hecho una compra tan grande solo te costara 2 monedas de oro…- Dijo el Herrero sonriendo y feliz por haber realizado el negocio del siglo.

Pero Ellar no poseía esas 2 monedas de oro. No después de haberse gastado todo el dinero en aquella maravillosa armadura, y estaba dispuesto a llevarse todo lo que había venido a buscar. ¿Era capaz de matar por dos simples monedas de oro? En esos momentos realmente mataría por vivir, y eso es lo que intentaba desde su primer día, así que se acercó a la pila de armas, selecciono una grande y pesada, y haciendo un rápido arco hacia atrás cerceno de un solo golpe la cabeza del comerciante. ¿Qué importaba una vida más? Adapto la armadura a su tamaño gracias a las excepcionales cualidades de aquel metal, se colgó la espada, salió al exterior y por primera vez y ultima la gente que se cruzó con el pudo ver en su rostro una sonrisa.

En cuanto al herrero, nadie encontró jamás su cadáver esparcido en el suelo junto a cien monedas de oro. Sus conocidos creyeron que después de hacer el trato de su vida con un cliente había huido a algún país lejano para vivir el resto de su vida rodeado de lujos. Y lo cierto es que no se equivocaban.”

VI

“la muerte púrpura” lo ha vuelto a hacer…- La cara de estupor de la gente dejaba ver el miedo que sentían al pronunciar aquel nombre maldito. Era la quinceava víctima de aquel demonio en lo que llevaban de mes y la histeria colectiva empezaba a extenderse por todo Brondesmar. Quince prostitutas cruelmente mutiladas al alba por un ser desconocido, y la guardia real no parecía hacer nada para evitarlo. Un testigo hacia dos días aseguraba haber visto una sombra púrpura alejarse lentamente del lugar de los hechos. Por eso mismo los hasta ahora felices habitantes de la ciudad habían dado aquel nombre al asesino.

Cuando el número de víctimas ascendió a más de cincuenta, la guardia real empezó a tomar cartas en el asunto, y destinaron a un pelotón exclusivamente para intentar investigar y detener los horribles crímenes que se estaban produciendo en los últimos tiempos. Esto tranquilizo a la población, y más aún cuando corrió el rumor de que habían destinado para tal tarea a Tesyré, la investigadora más audaz de todo el imperio, a la par que uno de los más grandes Héroes que se recordaban desde tiempos inmemoriales. De esta manera, en los callejones no se escuchaba otra cosa que no fuera los pormenores y nuevas noticias que se conocían sobre la peculiar investigación.

Esto, alimento el ánimo de la gente, que a pesar de que veían que noche tras noche iba creciendo el número de víctimas veían que el círculo se iba cerrando alrededor de un misterioso extranjero que había llegado a la ciudad unos pocos años atrás. Si, el ánimo empezaba a subir de nuevo, hasta que una mañana al alba, las esperanzas depositadas en su gran héroe cayeron por su propio peso, al hallarse en el medio de la plaza del mercado al pelotón completo masacrado sin compasión, a Tesyré colgada de lo alto del mástil que hacía las veces de tablón de anuncios goteando sangre en el empedrado suelo, y una figura alta y vestida con una imponente armadura de Purpurita en el centro, silenciosa y quieta como una estatua. La gente se aglomero a su alrededor a una distancia prudencial, mirando la enorme espada manchada de sangre que sujetaba con una sola mano. ¿Qué tipo de demonio era capaz de acabar el solo con uno de los laureados pelotones reales? El miedo se palpaba en el ambiente, y como siempre suele ocurrir con el miedo, este le hizo tomar a la muchedumbre la decisión equivocada.

Se lanzaron como una jauría de lobos hambrientos sobre el hombre solitario al verse en clara superioridad numérica, sin tener en cuenta que una persona capaz de acabar con guerreros entrenados y con experiencia en mil batallas, tendría habilidad suficiente como para acabar con un puñado de comerciantes y campesinos. Así que no hubo ni uno de ellos que pudiera prever el infierno que se iba a desatar en pocos instantes sobre la ciudad.

En un mundo cuya magia es regida por el odio del que la práctica, era poco aconsejable encararse contra alguien que albergaba en su interior odio en su más pura definición. Odio hacia la codicia. Odio hacia la estupidez. Odio hacia el egoísmo. Odio hacia la mentira… En definitiva, odio hacia la especie humana.

Una columna de fuego se elevó y se proyectó en todas direcciones calcinando todo aquello que estuviera en su camino en un radio de varios kilómetros. Casas, jardines, árboles, aves, mamíferos… todo se volvió ceniza al sentir el abrasador calor de aquel hechizo de fuego. Tal fue el poder liberado, que cuentan las leyendas que de esta manera fue absorbido todo el calor de aquel verano, y a partir de ese instante comenzó el crudo invierno.

No cabía duda, los años sirviendo a aquel poderoso mago, le habían enseñado a Ellar algo más de lo que en principio podía parecer.”

VII

El sol comenzó a asomar por el horizonte, y Ellar volvió a la realidad de un plomazo. Volvía a estar sobre la colina, y escucho a lo lejos el cantar de un gallo que anunciaba el nuevo día. Había llegado la hora, y a pesar de sus dudas iniciales de si había necesidad de continuar con la plaga que había sembrado a su paso, decidió que la vuelta al hogar no era motivo para echarse atrás. No había hogar que albergara el odio más que su propio cuerpo y aquella armadura que le había dado su auténtico nombre, y la nostalgia fue quemada como había sido quemado el resto del mundo a su paso. Por qué el era “La muerte Púrpura” y aquel nombre era el único honor que le quedaba. Se levantó, y comenzó el descenso hacia la aldea que le había visto nacer. Aquel sitio que en algún momento olvidado en el tiempo había llamado “hogar”.

___***___

Este relato es el primero de una serie de 3 con el mismo protagonista que escribí hace mucho tiempo, su nombre es Ellar. En realidad históricamente es la entrada con mas visitas del blog, pero siempre me han parecido muy extrañas. Aproximadamente cada semana recibe una visita desde algún lugar indeterminado de EEUU. Me gusta imaginar un hombre apartado del mundo, sentado en su porche con una escopeta encima de las piernas mientras mastica tabaco y se balancea en su mecedora. Y de vez en cuando le apetece leerlo… es mi mayor fan.

Hablando en serio, este relato me gusta especialmente por su protagonista, y por el como va desarrollando su historia. Os invito a seguir su historia… Incluida en “Delirios de un bufón loco

Compra “Delirios de un bufón loco aquí”

La ventana

Todos los dias al despertar me asomo a la ventana.

Paso horas asomado observando vidas ajenas. Moldeando el como estas me verán.

Viajando ensimismado entre las corrientes cambiantes sin destino fijo. Que giran y giran en un circulo reiterativo de imágenes, palabras y sonidos.

Miles de mundos prefabricados al alcance de la mano.

En realidad inalcanzables.

Al cerrar los ojos en la oscuridad de la noche siempre me quedo pensando en la ventana. En todo aquello que pierdo por no poder estar observando mientras sueño.

Tal vez llegue el dia que pueda apartar la mirada de esta ventana y descubrir que alrededor gira mi propio mundo.

___***___

Resubo este escrito incluido en “Crónicas de un bufón loco”.

¡Espero que os guste!

Compra Crónicas de un bufón loco aquí

La ciudad sin Esperanzas – Acróstico

Se despierta un día más
Idiotizada la ciudad Sin Esperanza
Nuevo día de presente sin futuro

Elevando grises nubes hacia el cielo
Se mueven huecos y sombríos rostros
Pateando las aceras como autómatas
Especímenes de mentes vacías
Rotos corazones de paja seca
Ardiendo consumidos por la desidia
Nada que merezca reseñar o recordar
Zánganos nacidos para trabajar
Atrapados en falsa libertad
Sin destino ni voluntad

___***___

Resubo este acróstico. El que da inicio a “Crónicas de un bufón loco”

¡Espero que os guste!

Compra Crónicas de un bufón loco aquí

Crónicas de un bufón loco – Notas, anécdotas y curiosidades sobre la selección de escritos II

Continúo con mis notas del resto de escritos incluidos en “Crónicas de un bufón loco” para desgranar lo más oculto en esos batiburrillos de letras que es mi primera selección. Para variar, al final de la entrada estará el enlace para poder comprar el librillo.

¡Comienzo!

PARTE 1

18 – Espirales
Un poema (o algo parecido) sobre un encuentro sexual esporádico pero que sin embargo marca a los protagonistas de tal manera que no pueden superar la separación y le dan vueltas toda la vida.

19 – Entradas al abismo
Una historia de amor platónico. El/La protagonista se obsesiona con los ojos de su amad@ y solo puede pensar en ellos. Aquí hago referencia a una broma que introduje como final secreto en mi videojuego “Stranger in a Strange World”. Después de conseguir la carta del As en cada fase, al terminar el juego el protagonista inmortal caía en un abismo sin fin por toda la eternidad (Mi sentido del humor… XD)

20 – El hombre de la eterna sonrisa
Un poema sobre el optimismo y lanzarse al vacío ante determinadas situaciones confiando que todo saldrá bien aunque sea prácticamente imposible (Vender este libro… ¡Vamos a hacer un imposible!). Aquí introduzco una nueva referencia a Marillion. En concreto al tema “Falling from the moon”. La referencia es complicada si no conoces el tema. Se trata de el casi final de su album “Brave” y la protagonista va a saltar del puente… Y entre las razones que da de porque esa caída no es dura nombra un “piso 52″… ¿Casualidad?

21 – El grito
Un poema sobre sacar lo que nos carcome por dentro, y porque a veces es necesario gritar y desahogarse. En este caso quien lo hace llega al extremo. Aquí meto la mítica frase promocional de la película Alien pero en este caso hago que sea falsa.

22 – ¿Porqué no me hablas?
Un poema sobre la necesidad y dependencia de la tecnología. La idea me llegó tras leer una noticia sobre el auge de los robots sexuales… ¿Y si dejásemos de necesitaremos unos a otros por algo así? ¿Que problema podríamos tener?

23 – A la sombra del árbol del mundo
El ciclo de destrucción y renovación según el mito de la mitología nórdica en este relato. Un alegato de qué se siente al estar enamorado y la poca importancia de lo que ocurre alrededor cuando se está en ese estado.

24 – Bailabas entre la niebla
Un poema sobre la tranquilidad que se siente cuando ves que quien está a tu lado está bien, y lo poco que importan las opiniones ajenas. El título es una clara referencia al tema de Fish (Cantante original de Marillion) “Dancing in the fog”

25 – Bajo un frío sol de invierno
Un poema/cuento sobre el amor de dos árboles a cada lado del camino y como no existen barreras para que puedan estar juntos. La idea llegó por una simple foto de ramas y sol.

26 – Con ojos de Gorgona
Un poema mitológico sobre el amor fatal. ¿Enamorarse de quien te hace daño aunque te advierta todo el mundo de las consecuencias? Nooooo … Eso no ocurre…

27 – ¡Hágase la luz!
Acaba el bloque sobre el amor y las relaciones con un relato sobre cómo las relaciones esporádicas pueden dar algún susto. Por otro lado la historia es la recreación de una tontería mía cada vez que abro una persiana y me da la luz del sol suelo decir: ¡Me derritoooooo!

28 – La calma
Relato sobre la vida, la muerte y los recuerdos. El comienzo hablando de un festivo muy temprano hago referencia a mí mismo… ¡Me despierto siempre prontisimo sea el día que sea y haya hecho lo que haya hecho el día anterior!

29 – La chica de ojos alegres
Un alegato a las personas especiales. Aquellos que parecen no encajar en el mundo y sin embargo crean su propia armonía alrededor. Al escribir este relato tenía en mente a la chica que en Farenheit 451 abre los ojos a Montag. Los auriculares que lleva la chica son similares a los que llevo yo.

30 – La llave
Un relato al estilo Lovecraftiano. Criptas, lugares olvidados, conocimientos ancestrales, mal primigenio… ¡Lo tiene todo!

31 – Las ruinas del paraíso
Relato de temática ecologista. Introduzco una de mis fascinaciónes como son los viajes espaciales y el descubrimiento de civilizaciones extintas (La nuestra por supuesto). Si lo ves de esta manera es aún más devastador.

32 – Primer viaje
Poema sobre viajes astrales y amor. ¿O trata sobre sexo y orgasmos? No tengo ni idea la verdad. ¿Qué piensas?

33 – Te estoy esperando
Un poema de terror basado en los terrores nocturnos de un niño. La idea se me ocurrió con una de mis típicas tonterías en Instagram. Creé el ser bautizado “Potato from hell” (Véase mi avatar) y esta es una de sus terribles acciones…

34 – Última planta por favor
Un relato sobre la imaginación. Sobre lo que nos hace escribir e intentar que otros compartan la visión.

35 – Ciudad Esperanza
Termino la selección con el Acróstico mellizo del inicial. El que nos da una visión alegre del mundo. No del presente si no del futuro…

Si es que se lucha por cambiarlo.

___***___

Y estos son mis comentarios sobre la selección de textos para el libro. Espero que os hayan gustado, y si tenéis una copia la veáis con nuevos ojos y si no… ¿Que hacéis que no conseguís la vuestra?

Compra Crónicas de un bufón loco aquí

Crónicas de un bufón loco – Notas, anécdotas y curiosidades sobre la selección de escritos I

En esta entrada os traigo mis propias anotaciones sobre la selección de escritos para mi primer libro (Para variar el enlace de compra abajo). Una muestra de lo que se oculta entre ellos y las ideas que contienen a pesar de su mínima extensión. Espero que os gusten y animen a conseguir una copia (Sigo diciendo que el primero que tenga la edición física y me haga una buena reseña (En la propia Amazon y en su blog) si me avisa tendrá una sorpresa por mi parte… ). Por otro lado ya está la versión en Inglés digital o tapa blanda para quien lo prefiera en dicho idioma (Los lectores de los sábados). Este fin de semana dicha versión estará gratuita en su versión digital.

Comenzamos…

1 – LA CIUDAD SIN ESPERANZAS
En este acróstico hablo sobre el día a día en cualquier gran ciudad. El cómo estar en el sistema nos hace autómatas sin voluntad. Lo elegí para comenzar la antología porque su reflejo (Ciudad esperanza) es la que la termina, y siempre se ve el final más luminoso si el camino hasta llegar a él estuvo lleno de tinieblas.


2 – SIEMPRE LLEGA EL AMANECER
La frase inicial es un guiño con otras palabras al “No llueve eternamente” de la película “El Cuervo”. La historia en si trata sobre como las esperanzas pueden llegar a destruirse totalmente.


3 – LA ESTRELLA SOLITARIA
Al otra cara de la moneda del anterior relato. Lo que en uno es un final despiadado, en este se transforma en una nimiedad que muestra la inmensidad del universo y lo pequeños que somos.


4 – LUZ EN LA DISTANCIA
La historia de un suceso extraño desde los ojos de quien lo observa. En el hago referencias a la mitología nórdica y su representación del cronometro del mundo. El palpitar que acaba obsesionando al protagonista es una llamada de socorro (SOS) en Morse. Una clara referencia al anterior relato y como a veces no somos capaces de ver las señales de quienes solicitan ayuda aunque sean claras.


5 – ULTIMA LLAMADA
Un relato sobre como a veces nos vemos forzados a hacer cosas que no queremos hacer y plantea si es correcta o no la decisión.


6 – DESCUBRIDOR DE UN NUEVO MUNDO
Uno de mis pseudo-poemas fantásticos que plantea un viaje dividido en cinco partes. Huida, autoconocimiento, valor, calma y nueva vida. Como en muchos de mis escritos meto un pequeño guiño a Marillion con la expresión “Lamerse las heridas” (“Clutching at Straws” Cuarto disco de la banda). Esta colocado aquí porque parece encajar su comienzo con el final del anterior relato.


7 – IMAGINARIA LINEA
Este relato lo escribí para un concurso cuya temática eran las fronteras. Pensándolo para concurso era complicado que ganara, ya que es muy etéreo y uso un lenguaje demasiado poético y de alguna manera reflexivo. A mí personalmente me gusta mucho como quedó está historia de amor que podría existir si no existiesen las fronteras.


8 – PEQUEÑA FÁBULA DE MINERVA
Un cuento escrito para mi hija Minerva hablando con su mochuelo “Miluhue” (Ella tiene un muñeco de un búho y lo llama así). En él se anima a ver lo bello del día, y hace referencia a lo que la cuesta a la canija dormirse.


9 – REGRESO
Una pequeña historia sobre la felicidad de los niños cuando vuelven a casa los padres del trabajo. Es común que haga referencia en mis escritos a la cantidad de tiempo que nos roba el trabajo. ¿Trabajo = Dignidad? ¿Quien nos engañó así?


10 – PEQUEÑO GORRIÓN NOCTURNO
Un cuento sobre la fragilidad de la gente joven cuando sale de noche. Su sensación de libertad, los peligros que les rodean y como no son conscientes de ello.


11 – LA OLA
Un cuento sobre la vida. Nacimiento, vida y muerte encarnado en el viaje de una ola del mar.


12 – ESPEJO ROTO EN EL PAÍS DE LOS SUEÑOS
Un poema que habla sobre las decepciones del día a día. Dentro del tono pesimista del escrito en realidad muestro la poca importancia de esas decepciones con varias pistas. El “Otro” indica que es uno más y el “Simplemente” al final la poca importancia del hecho… Después de todo estamos en el País de los Sueños donde puede ocurrir cualquier cosa.


13 – LA DIOSA
Un relato que habla sobre como divinizamos lo que no podemos alcanzar. En esta ocasión utilizo la clásica figura de la Diosa (Adoro el concepto de que la primera visión del ser humano como especie sobre lo divino tuviese forma de Mujer), por lo que vuelvo a mis referencias mitológicas.


14 – EL CABALLO QUE QUERÍA VOLAR
Cuento infantil escrito para el nacimiento de mi hijo Héctor. La figura del caballo representa tanto el apodo del príncipe de Troya (Héctor “Domador de caballos”) como la argucia utilizada por Ulises para conquistar la ciudad. La historia del cuento en sí trata sobre cómo a veces se cumplen los sueños de maneras diferentes a las que cualquiera puede pensar.


15 – LA VENTANA
Una crítica a la dependencia que tenemos de los teléfonos móviles y como nos condicionan las redes sociales y las opiniones ajenas.


16 – GOTAS DE LLUVIA
Relato sobre la tranquilidad y la belleza de lo que nos da la propia naturaleza. Utilizo la música como nexo de unión con nosotros dada la importancia que tiene en mi vida.


17 – ESAS MOTAS DE POLVO
Un relato sobre la inocencia de la niñez y el cómo sin darnos cuenta vamos perdiendo algo así de bello. Me resulta curioso que haya quien (Mas de los que creemos) quiere hacer adultos a los hijos antes de tiempo.

___***___

Y hasta aquí la mitad de los escritos comentados. Espero que os anime a haceros con vuestra copia en los siguientes enlaces (Recordar que si no sois de España están disponibles en vuestro propio mercado de Amazon con vuestra moneda local).:

Compra Crónicas de un bufón loco aquí

Ella espera que regrese

Ella,

Monumento a la paciencia

Pasando las tardes en lo alto de la colina

Esperando a que su amor regrese.

Tan sola.

Ella,

Con un vestido blanco y liviano

Ondeando con el viento gélido de las montañas.

Ella,

Con sus trenzas color de luna

Y sus ojos color gris,

Tan tristes.

Ella,

Siempre esperando descalza

Entre las flores, los pastos,

las hojas doradas o las nieves tan blancas.

Ella,

La que amó un imposible prohibido,

Qué desapareció una lejana mañana.

Ella,

Reflejo de la nostalgia.

De la esperanza vana.

¿Cuánto más esperará en soledad a que regrese su amada?

__***__

Resubo este Pseudo poema aprovechando que se están celebrando las fiestas del Orgullo… ¡El amor es amor sea de la forma que sea!

Y MAÑANA “DELIRIOS DE UN BUFÓN LOCO” EDICIÓN DIGITAL GRATIS – RECORDAR RESEÑAR

PUBLICADO “Delirios de un bufón loco”

Portada de “Delirios de un bufón loco”

Una fría y tormentosa noche de invierno entra atropelladamente y sin aliento en una destartalada taberna en mitad de la nada un viejo bufón con sus ropajes chorreando. Los parroquianos lo observan intrigados.

¿Qué hace tan lejos de la corte este personaje?

Súbitamente se pone a bailar, saltar y hacer piruetas mientras canta y cuenta historias de las más variopintas y estrafalarias.

Decididamente aquel bufón debió perder la cordura hace mucho, muchísimo tiempo.”

Debido a un inesperado giro en los acontecimientos (Que voy a contar ahora), ya está publicada y a la venta mi segunda antología “Delirios de un bufón loco”.

El caso es que mi intención era publicarla en septiembre, pero he recibido la notificación de Amazon de que se abría el plazo para publicar y participar en su concurso del año, y dado que ya estaba en formato y listo para publicar, y que además cumplo los requisitos para participar… Pues eso, que mi dedo ha pulsado el botón de “Publicar” y ahí está…

¡Mi segundo libro en papel y e-book!

En esta ocasión, como ya he comentado alguna vez la selección está más basada en relatos, cuentos y poemas más largos que en “Crónicas”, y cuyas historias tienen mayor carga de denuncia social (Fantasía y Sci-fi recordar)… Francamente creo que la selección es muy entretenida y llena de épica y sentido del humor.

La saga de “La muerte púrpura”, el cambio climático de “La soledad de Jonas”, las aventuras y desventuras de el Doctor y su fiel acompañante Álvarez, chamanes africanos, dioses primigenios, refugiados, conspiraciones, colonizadores, acrósticos, amor verdadero… Todo tiene cabida en los 35 escritos que forman este segundo volumen que dobla en extensión el primero…

¿Quieres perdertelo?

Pues para que te lo pienses aquí va un aliciente: en el caso de que lo compres y reseñes el libro, puedes conseguir la portada original dibujada a mano y dedicada (Si la de la imagen… Y la próxima entrada os contaré que es cada detalle de la portada… Basado en los relatos)… Simplemente avisa aquí y podrá ser tuya por sorteo… ¡La competencia será dura, pero bien merece la pena!

Y ahora…

Compra “Delirios de un bufón loco aquí”