Fugaz recuerdo I

image

Sentados en el banco situado al final del paseo marítimo pasábamos las tardes de verano mientras Sally corría de un lado a otro jugando con las olas, con la arena, con los pájaros. El agradable sol nos cegaba mientras poco a poco desaparecía en el horizonte creando su eterno incendio en las nubes, y nosotros hablábamos sin preocupaciones de nuestra realidad: música, películas, libros, cómics, juegos…  Cantábamos, gritábamos, subíamos y bajábamos corriendo las largas escaleras mientras emulabamos “Eye of the Tiger”, reíamos…

Éramos jóvenes y felices.

Por el Bufón

Anuncios